Viernes, 09 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:41 h.

AYUNTAMIENTO DE BADALONA

La CUP obedece a los tribunales españoles

La formación anticapitalista no desobedece y acata la resolución judicial que indicaba que el 12 de octubre es fiesta nacional y no permitía abrir las puertas del ayuntamiento de Badalona.

Dolors Sabaté, alcaldesa de Badalona.
Dolors Sabaté, alcaldesa de Badalona.

La intentona del ayuntamiento de Badalona de abrir las puertas del ayuntamiento a los ciudadanos no se ha culminado y finalmente el partido anticapitalista no desobedecerá y acatará la resolución judicial que les mandaba no abrir las puertas el 12 de octubre al tratarse de un día festivo.

El Ayuntamiento de Badalona ha dado marcha atrás y no abrirá sus puertas este 12 de octubre, tal y como pretendía inicialmente el gobierno municipal encabezado por Dolors Sabater, de Guanyem Badalona en Comú, y participado por la CUP. El consistorio, por tanto, acata la resolución judicial que estipula que la festividad de la Hispanidad "obedece a razones sociales y culturales, que reflejan un interés general, social o colectivo".

El primer teniente de alcalde y alcalde accidental, Oriol Lladó, ha explicado que acatan la decisión del juez porque "en ningún caso queríamos ni queremos poner ningún trabajador municipal en una situación complicada". Sin embargo, ha explicado que los concejales del gobierno local mantendrán su compromiso y atenderán a los ciudadanos ante las dependencias municipales entre las 8.00 y 14.00 horas. "Mañana los cargos electos de este gobierno estaremos allí donde debemos estar", ha afirmado Lladó.

Por su parte, el tercer teniente de alcalde, José Téllez, ha denunciado que el auto del juez está "lleno de política". "Se ha querido actuar políticamente contra este gobierno de Badalona, que ya sabemos que molesta", ha agregado el dirigente municipal. "Se trata de un golpe de Estado contra la soberanía local", ha remachado Téllez.

Para mostrar su desacuerdo con la decisión del magistrado, el tercer teniente de alcalde ha insistido en que los miembros del equipo municipal se pondrán "en primera línea de fuego", en referencia a que los concejales del gobierno serán a las puertas del consistorio para tramitar las gestiones de los ciudadanos.