Viernes, 09 de Diciembre de 2016 Actualizado: 14:26 h.

OBRAS PÚBLICAS

El Estado español pagó los 18.000 millones que costó el "Eix Transversal"

El "Eix Transversal" es la vía que une las comarcas ilerdenses y gerundenses, se vendió como un ejemplo de gestión de CIU pero ahora el ex diputado  López de Lerma desvela que lo pagó  el Estado español y que Artur Mas dio la orden de taparlo todo: "Si se sabe, nos hundimos".

Artur Mas vendió el "Eix Transversal" como un ejemplo de gestión de la Generalitat.
Artur Mas vendió el "Eix Transversal" como un ejemplo de gestión de la Generalitat.

El Estado español pagó los casi 18.000 millones que costó el Eix Transversal, según revela el ex diputado de CiU en el Congreso Josep López de Lerma en su libro "Cuando pintábamos algo en Madrid" (ED Libros). El Eje Transversal es una de las obras públicas más importante hecha durante el mandato de Jordi Pujol (1.980 a 2013).

El que fuera vicepresidente tercero del Congreso cuenta que un día tuvo que reunirse con el entonces Secretario de Estado de Presupuestos, José Folgado, y un abogado del Estado que le recordó que el proyecto era "de interés general", que el Estado "había corrido con el gasto de las inversiones" y que, con la ley en la mano, tenía que formar parte de la Red de Autovías del Estado porque había pagado íntegramente los 17.814 millones que había lado.

López de Lerma, sorprendido, explica que incluso llamó al entonces consejero de Economía, Artur Mas, para explicarle y que éste le dijo que "no puede ser, Josep, lo habrás  entendido mal", pero que luego consultarlo lo volvió a llamar y le dio la razón.

Mas le dijo entonces: "¿Se lo has explicado al presidente?". "No, sólo a ti", respondió el diputado en Madrid. "Pues no lo hagas y trata de solucionarlo. Estamos ante unas elecciones al Parlament y no creo que sea necesario decirte que si se sabe la verdad sobre el Eix, nos hundimos". Era el año 1999. Pujol ganó sus últimas elecciones.

El Eix Transversal, la vía que une las comarcas de Lleida con las de Girona pasando por Manresa, es una de las obras más emblemáticas del pujolismo junto con el Túnel del Cadí.

El proyecto, sin embargo, no estuvo exento de polémica porque la Generalitat optó inicialmente por una carretera de un carril por lado y sólo con el incremento del tráfico -y los accidentes- optó posteriormente por desdoblar la vía con el incremento del coste que ello supone.