Viernes, 09 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:41 h.

DELITO DE SEDICIÓN

La Fiscalía pide a la AN procesar por sedición a un concejal de Vic

La fiscalía de la Audiencia Nacional empieza a actuar contra los sediciosos que cohabitan en las instituciones estatales.

Joan Coma, concejal del ayuntamiento de Vic
Joan Coma, concejal del ayuntamiento de Vic

Los Tribunales tienen varios procesos abiertos contra los líderes del proceso separatista catalán. El Tribunal Constitucional a empezado a mover ficha contra los sediciosos, este pasado jueves instó a la fiscalía a abrir una causa penal contra la Presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y un suplicatorio al Tribunal Supremo para procesar a Francesc Homs este viernes. Precisamente este viernes la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al juez de instrucción Ismael Moreno que cite al concejal de Vic Joan Coma en calidad de imputado por un presunto delito de incitación o provocación a la sedición.

Joan Coma no solo defendió la denominada "declaración independentista" que se pronunció en el Parlamento de Cataluña el 9 de noviembre de 2015, días después de que el Tribunal Constitucional la anulara, sino que fue más allá superando los limites legales.

Discurso realizado por el concejal separatista Joan Coma: "Dejemos de supeditar las decisiones de nuestras instituciones a las instituciones españolas, en particular a las decisiones del Tribunal Constitucional que considera falta de legitimidad y competencia". añadiendo que la: "Desobediencia es lo que venimos reclamando desde hace tiempo. Nosotros siempre hemos dicho que para hacer una tortilla habrá que romper los huevos, y esta declaración significa un paso adelante hacia la república catalana"

La fiscalía entiende que estas declaraciones incitan a "impedir fuera de las vías legales la aplicación de las leyes y el cumplimiento de las resoluciones dictadas por el Tribunal Constitucional". Según el representante del Ministerio Público, se cumplen los requisitos del delito de sedición, y más proviniendo de una autoridad, que se hayan proferido de forma pública llamando a la desobediencia a las resoluciones judiciales.

El delito de sedición está castigado en el Código Penal con entre 10 y 15 años de prisión. Los principales promotores del separatismo actúan al limite de la ley pero Joan Coma se ha excedido y parece ser que será el cabeza de turco de este proceso.