Domingo, 04 de Diciembre de 2016 Actualizado: 15:20 h.

TERRORISMO DE BAJA INTENSIDAD.

Cincuenta proetarras agreden brutalmente a dos Guardias Civiles en Navarra

Dos agentes de la Guardia Civil que se encontraban fuera de servicio han sido brutalmente agredidos por una turba de ultraizquierdistas en la localidad navarra de Alsasua cuando estaban en presencia de sus parejas.

Una joven pasea junto a un mural de apoyo a ETA en Alsasua (Navarra).
Una joven pasea junto a un mural de apoyo a ETA en Alsasua (Navarra).

La violencia callejera del entorno de la izquierda abertzale  ha vuelto con una intensidad inesperada en las calles de Alsasua (Navarra), donde dos Guardias Civiles que se encontraban fuera de servicio han sido brutalmente agredidos en presencia de sus respectivas parejas, que también han sufrido la ira de los batasunos aunque afortunadamente en menor medida.

Dos agentes de la Guardia Civil fuera de servicio y sus parejas han sido agredidos esta madrugada en la localidad navarra de Alsasua por un grupo de medio centenar de personas pertenecientes a la izquierda abertzale, según ha comunicado la delegación del Gobierno, que ha precisado que uno de los agentes ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones sufridas y que dos de los agresores ya han sido detenidos por un delito de lesiones. La investigación sobre lo sucedido está abierta y los agentes autonómicos no descartan que puedan producirse nuevos arrestos y que al delito ya imputado se sumen otros.

La Unión de Guardias Civiles (UniónGC) ha indicado que los hechos han tenido lugar sobre las 05:00 de la madrugada en un bar donde se encontraban con sus parejas un teniente y un sargento. "Según tenemos constancia, las personas que presuntamente han hecho esta agresión podían estar vinculadas al movimiento denominado "Ospa Eguna" (día de la huida), de la izquierda radical abertzale, para reclamar la expulsión de las fuerzas de seguridad estatales de País Vasco y Navarra, una vieja reclamación de ETA", ha precisado la UGC en un comunicado.

El secretario general de asociación, Ramón Rodríguez, ha confirmado que uno de los agentes ha sido operado por una fractura en el tobillo y el otro se encuentra ingresado. Sus parejas han sido dadas de alta, aunque una de ellas precisa de collarín en el cuello.